El nazismo no nació en Auschwitz

Enero es un mes de mucho calendario histórico, mirad:

La entrada de las tropas franquistas en Barcelona (26 de enero 1939), la liberación de Auschwitz (27 de enero de 1945), la derrota de Fulgencio Batista (5 de enero de 1959), los sucesos de Casas Viejas (11 de enero de 1933), los asesinatos de Rosa Luxemberg y Karl Liebknecht (19 de enero de 1919), Luis XVI es guillotinado en la plaza de la Revolución de París (21 de enero de 1793), Adolf Hitler es nombrado Canciller de Alemania por el presidente Paul von Hindenburg (30 de enero de 1933).

A esta lista (ya disculpareis las ausencias), hay que añadir la investidura de Donald Trump, al margen de su política, o de lo que sea que desarrolle él en el poder, seguro que pasará a engrosar parte de esas efemérides. Fue el 20 de enero. Me hace pensar: es un personaje-presidente elegido democráticamente, según las mismas reglas que alzaron a Obama, a Roosevelt (no voy a hacer otra listita). Sigo pensando….estamos ante el mismo dilema que la Alemania de los años 30 y contra los mismos mecanismos de los que nos hemos protegido durante ocho décadas.

Auschwitz (como símbolo de los campos de exterminio) pone de manifiesto precisamente el camino que se recorre desde el año 1933 hasta 1945. Nos recuerda el gran lema antifascista ‘Nunca más, en ningún lugar, contra nadie’, y como se resquebraja. Tampoco cuesta tanto Trump se sienta en el despacho oval, por las mismas razones que existe el escándalo del Tarajal, porque la muerte de Aylan ya no nos conmueve (el nuestro, se llamaba Samuel), porque los refugiados siguen muriendo en Europa, porque seguimos esperando una condena del franquismo, porque hay personajes públicos que se creen con el derecho de denigrar a las mujeres (se lo creen, porque se lo permitimos), porque ya nos faltan seis mujeres en este 2017… y así es (pienso) como se llega a Auschwitz, por el miedo al otro, al diferente, por la búsqueda de seguridad, y por creernos mejores por haber nacido en un país, en una clase social, procesar una religión, o…

Como decía Ferran Gallego , no es el fascismo el que trae el miedo, es el miedo el que trae al fascismo

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s