Las maternidades de siempre y de 2014

Justo en el filo del final de 2014, un año circular, de la vida y de sin ella, de duras y amargas despedidas y de bienvenidas, pero todas… de mujeres.

Así ha sido 2014, un eje de maternidad alrededor del cual gira la vida, el mundo, el planeta y la cotidianeidad más cercana (esa que es la que cuenta) este año.

Al amigo que he acompañado en la dura despedida de su madre, un trago de hiel, una bofetada para que reaccionemos; al otro amigo que vio por un momento como su madre regresaba a su vida (le aportó más humanidad, parafraseando a una gran amiga, que lo supo ver).

Pero, por supuesto a la vida que nos enseñan Víctor, Gabriel y Sara que vienen a este mundo para cuestionar la auténtica jerarquía de valores, otra bofetada, y para recordarnos a los que les rodeamos porqué estamos vivos, y a quién hay que agradecérselo.

En todos los casos para saber que la riqueza está siempre en quienes nos rodean. Y que el cariño es como el músculo, cuánto más se ejercita, más se tiene.

Gracias a todas las madres, a la mía, la primera, que continúa enseñándonos a vivir como el primer día a mi hermana y a mi con sus ojos verdes detrás de las gafas.

A mi hermana que siempre pensé que tenía demasiada vida y sigue repartiendo su generosidad a través de Emma, Alexia y Ania.

A Cristina, a Carol que se emplean a fondo para que estemos menos solas.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s