Abrir los ojos a la política. ‘Viva la libertá’

“El miedo es la música de la democracia”.”No pisotee la dignidad del que no puede defenderse”. “Estoy aquí para que nadie diga que los tiempos eran oscuros porque ellos habían callado”.”La única alianza posible es con la conciencia de la gente”.“El cine y la política son dos mundos donde el genio y el engaño coexisten… y cuesta distinguirlos”. “Sean honestos y dejen de teñirse”. Esta última no es más que una anécdota, pero es inevitable pensar en el variable color de pelo de nuestro presidente.

Son frases de la película ‘Viva la liberta’  (2013, Roberto Ando) bi- interpretada magistralmente por Toni Servillo.  Un análisis de la política de nuestros días a través de Italia, porque el descrédito de la política, el cuestionamiento de los partidos tradicionales, el hartazgo de la sociedad, la búsqueda de nuevos protagonistas (no voy a decir líderes, para no caer en el populismo), es tan universal en las democracias occidentales (o lo que sean) como el amor en la literatura; y por eso la película, no es que sea vigente en España, es parece que piense en nosotros (¡No!, se refiere al panorama político italiano, tal vez Beppe Grillo y cinco estrellas, sí deberían sentirse aludidos).

00_viva_la_liberta_01_distribution

 

Ando, el director, hace un recambio del líder de una formación anteriormente hegemónica y ahora en claro declive… por él mismo (a través de la figura de un hermano gemelo bipolar y con tratamiento médico) y presenta así, una especie de nuevo liderazgo sacudido de los viejos corsés, liberado de los engranajes de las organizaciones mastodónticas que atrapan y degullen ideologías y personas. La solución es volver a los origenes, a la esencia… que es la gente y a conectar con ella, por encima de las encuestas, tendencias de voto y demás herramientas que llegan a intoxicar, que provocan la crisis del lenguaje, la de la comunicación de la que nace ese muro de metacrilato entre según que declaraciones, actitudes y la dignidad de la sociedad (cuando nos toman por tontos, vaya)

Viva la libertá no llega a ser inocente, ni propone fáciles soluciones; al contrario  hace un llamamiento a la valentía y a la honradez, pero [sospecho] que se dirige a las izquierdas europeas; a la política de quien tiene la obligación y responsabilidad histórica de liderar los cambios y la lucha contra las desigualdades. La película apunta a acercar la política a la vida, a las pasiones, y no a los intereses, que es la esencia de la derecha. Los destinos de la sociedad, de la gente que no tiene privilegios está unido a esa política, a esos partidos que se deberían ver interpelados por esta película. Frase del director (para acabar de comprender):

“La política actual es un pretexto extraordinario para narrar la vida en su dimensión más verdadera, la del fracaso”. Roberto Ando

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s