Los derrotados que liberaron Paris

La gente agolpada en las calles no reconocía la canción que entonaban los soldados. Normal, el ejército del Ebro rumba, rumbalá, no es francés, y el batallón era la Nueve, una noche el río pasó, Ay, Carmela

El veinticinco de agosto de 1944 Un veintisiete de agosto empezó el relato de la liberación de París, justo tres días después de su liberación, a cargo de La Nueve. La división compuesta por los exiliados republicanos en Francia. Tal día como hoy, el general De Gaulle ordena que la única enseña visible sea la francesa. La Nueve doblega la frontera este, pero nunca verá la del oeste. A partir de entonces, el silencio de los doblemente (o triplemente) vencidos. Empezaba el mito de ls résistence a costa, entre otros de los republicanos

Y hasta 2004, la capital francesa no concede ni una sola mención a los tvencidos y vencedores, republicanos que siguieron luchando contra el fascismo en la certeza que también se liberaría España del fascismo.  Pero hace unos diez años que tímidamente el Ayuntamiento de París les rinde homenaje.

La memoria se ha abierto paso a través del nacionalismo francés, de la historiografía europea, se reconoce abiertamente y sin complejos la fuerza, el valor y el símbolo de nuestra tricolor…Excepto en España, donde, es evidente que el fascismo no fue derrotado y que sigue campando a sus anchas, actualmente en la mayoría de las instituciones que nos gobiernan.

Vergüenza ajena estos días de leer en la prensa como se reconoce nuestra memoria fuera de nuestro país. Vergüenza propia de que todavía no se ha condenado el golpe de Estado (el de 1936), que tengamos parte de la historia, la memoria, la democracia… en las cunetas.

mosaiclanueve

Las primeras divisiones de la 9ª Compañía entran a París por la Porte d’Italie a las 20:41 de ese 24 de agosto. El tanque “Guadalajara” es el primero en atravesar los bulevares exteriores. Su nombre alude a una victoria republicana sobre los voluntarios de Mussolini, aliados de Franco. A las 21:22 horas, tanques y half-tracks estacionan en la plaza del Hôtel de Ville . Ciento veinte españoles y sus 22 vehículos blindados son recibidos como liberadores. Una multitud alborozada los rodea. Les preguntan si son estadounidenses, se sorprenden al oírlos hablar en español. Sus tanques llevan los nombres de batallas de la guerra de España -Ebro, Teruel, Belchite, Madrid- pero también los de Don Quijote o Durruti o, uno de ellos, “España cañí”.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s