“Fernando VII todavía está muy cerca: los felipes son más antiguos”. La monarquía, en una semana, en 220 años

ejecucic3b3n-luis-xvi

Ahora que  sabemos que el Rey y el Príncipe recuperan la paga extra que se redujeron en junio y que han recortado a los funcionarios, y que, ya de paso, tampoco entran en la Ley de Transparencia, y que todo eso ocurre mientras les estallan los escándalos como si estuvieran en un campo de minas.

Y en la semana que el suplemento dominical de El País recordaba a La Vanguardia del 27 de enero de 1939, fecha en la que el rotativo saludaba la entrada del Generalísimo con tanta efusión como dos días antes llamaba a la resistencia de los barceloneses y vitoreaba los irreales éxitos de las tropas republicanas, “El Llobregat puede ser el Manzanares de Barcelona”. El País semanal, que junto con ABC, El Mundo y La Razon, suman 59 pàginas de lo que sin duda es una defensa de la monarquía, ahora en manos de Felipe

Una monarquía deudora del régimen anterior (el Franquismo, quiero decir, por si alguien de la Real Academia de la Historia tiene alguna ocurrrencia), deslegitimada en inicio y ahora, por la práctica, que escenifica y representa la perpetuación de las mayores desigualdades, las que surgen por nacimiento.

Tal y como dijo Franco, por si cabe alguna duda de la naturaleza de la monarquía, ante la posibilidad de ponerle Felipe o Fernando, “Fernando VII todavía está muy cerca: los felipes son más antiguos”. Y todo ello a cuento de que el día 30 nuestro sucesor a la corona cumple años. Sorprende en estos tiempos y de ese artículo, frases como “Y la comparación con su padre, inevitable. Lo que le complica las cosas, porque Juan Carlos I ha sido durante décadas, la imagen del éxito”.

O que a estas alturas nos quieran hacer creer que el pueblo (soberano, no vasallo) lo aclamara de manera desesperada, “La Monarquía volvió a España en 1975 porque la nación la consideraba útil. Porque había un consenso en el Parlamento y en la calle”. Dejando de lado otras consideraciones, todo apunta al apuntalamiento de esta institución. Vaya.

Y por carmabolas de las efemérides todo esto sucedía cuando se cumplían 220 años del aguillotinamiento del primer Borbón, Luís XVI. La Convención Nacional Francesa condena, por 387 votos a favor y 334 en contra, al rey Luis XVI a pena muerte, acusándolo de una larga serie de crímenes contra el pueblo francés además del cargo de traición y conspiración. La sentencia se ejecutará el día 21, hace 220 años.

Nota: En este país todos nuestros monarcas han muerto en la cama (algunos, pocos, exiliados) y desde el S.XIX, llevamos TRES restauraciones borbónicas. A saber: Fernando VII, en 1814-1833 también conocida como restauración absolutista, la segunda (1873-1931), que, por cierto acaba con la Primera República y la tercera, sobradamente conocida.

Son cosas que pasan en dos siglos y que explican, en parte,  lo que pasa.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s