No es una víctima, es un síntoma: Laura

Veamos, una ciudadana, para más señas, secretaria de organización de la CGT y anarquista, y si la tradición dice que el anarquismo no es un movimiento violento de per se (Gandhi, Malatesta, Tolstoi…), la misma tradición dice que sí es un movimiento que amenaza al Estado en tanto que cuestiona su legitimidad, y esa misma -sí, tradición- es la que lleva la ley en la mano -o en la porra de los mossos-.

El caso es que -tradiciones aparte- Laura lleva un mes y medio en prisión preventiva por ser piquete el 29M y participar en una manifestación espontánea de varios miles de personas. ¿Su delito? quemar una caja de cartón ante el edificio de la Bolsa de Barcelona, en un claro acto simbólico contra la violencia financiera. Violencia perpetrada por el Estado. Todos los que vivimos en Barcelona sabemos que no era la primera vez –ni la más violenta, ni la última-, que la Bolsa de Barcelona, “una institución a la que le saldría más barato retirar la puerta y poner una cortina, sufre daños en sus accesos”, en palabras de Guillem Martínez.

Ante este hecho, que es un atropello, que es una injustícia, que es un abuso de autoridad, que cercena los derechos, (porque aún falta algo: las penas por las que se imputan a Laura Gómez se consideran en descripción y penas al de terrorismo, por lo que penden sobre ella… 20 años de prisión), suponen sobretodo un ejemplo a la ciudadanía. Este caso nos vuelve a todos más temerosos, más vulnerables y más manipulables, claro.

Veamos las posibles salidas: en el mejor de los escenarios, que Laura salga en libertad sin cargos (ignoro si eso es posible), en este caso habrá sido gracias a la presión popular, en la que por lo menos algo habrá influido, de manera que nos encontramos con la solidaridad de la población en lugar de la justicia. El peor de los escenarios, se llama veinte años, en un caso en el que el adjetivo kafkiano le va al pelo, y que se lee como indefensión de los ciudadanos ante la justicia, y entre medio toda la casuística posible.

El peligro más allá del futuro de Laura son las circunstancias que hacen posible que ella pase por este momento:
desprecio por los derechos de los ciudadanos, inouculación del terror indiscriminado. El ministro de Justicia ha reconocido que para retener en la cárcel a Laura −y a Dani e Isma, ciudadanos barceloneses encarcelados desde la mañana del 29M, acusados de hechos acecidos por la tarde−, había sido necesario “forzar el ordenamiento jurídico”. Y forzar esas cosas consiste en privarlas de su sentido. Y contar con que ese miedo ya está haciendo efecto en la población. Laura es la punta del iceberg, mirar hacia abajo es mirar al pasado, literalmente “Cuando el enemigo era atroz y el Estado, el lobo feroz”. S.XIX

“Cuando sabes que no es sencillo, luchar por algo que es digno, Cuando sabes que No es cierto que tus problemas No son míos,Entonces Giras la Cara para no encontrarte de frente con la Mirada de Laura.Entonces crees mis palabras, han tenido que apresarla para que te des cuenta de que la Lucha No cesa y que ahora es por LAURA…”,”Por quemar 4 cartones delante de la Pirámide de los jodidos Faraones y sus jodidas Finanzas…” Y la Lucha No cesa y ahora es por LAURA” LAURA LIBERTAD !!!
Juanito Piquete

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s